MENSAJE DEL PÁRROCO. 25 DE FEBRERO DE 2022


Queridos feligreses de San Martín,


En relación a la invitación de la semana pasada a participar en "Vivamos Juntos la Cuaresma", deseo reflexionar más profundamente en la naturaleza comunal o corporativa de nuestras prácticas espirituales durante la época de Cuaresma. Hay muchos ejemplos en las Escrituras sobre el beneficio espiritual de la penitencia en comunidad. En el libro de Ester, Mordecai y todo el pueblo Judío de Susa ayunaron por tres días para que Dios los salvara de ser asesinados por el Rey. En el libro de Jonás, los habitantes de Nínive se pusieron sus vestimentas de saco y ayunaron por cuarenta días rogando a Dios de que salvara la ciudad de Su castigo.


El evento más impactante de la necesidad de andar el camino de la penitencia todos juntos proviene del camino de Jesús hacia el Calvario. Simón de Cyrene lo ayudó a cargar la cruz; Verónica le limpió Su rostro; María, Su madre, junto a otras mujeres fieles y Juan el discípulo amado, lo acompañaron al pie de la cruz; hasta el buen ladrón Dimas le sirvió de apoyo mientras estaba colgado en la cruz junto a Él. El punto es que tenemos que servirnos de apoyo mientras cargamos nuestras propias cruces mediante oración y ayuno durante la Cuaresma


Encontrarán las tarjetas para este propósito en la Iglesia, en las que pueden especificar su compromiso personal de oración y ayuno por los miembros de nuestra comunidad durante esta Cuaresma. Estas tarjetas se depositarán en el Altar durante toda la Cuaresma para que nuestras intenciones sean ofrecidas a Jesús y santificadas en cada Misa. Nuevamente, los estimulo para que hagan esta penitencia por nuestros hermanos parroquianos cada viernes de Cuaresma. Con este fin crearemos un grupo “Flocknote” para que reciban intenciones especiales por las que orar. Esta Cuaresma nos brinda una oportunidad única para unirnos y ayudarnos a cargar nuestras cruces en unión a Cristo. De mi parte ruego a Dios que este período de recogimiento y penitencia nos ayude a crecer en solidaridad espiritual como familia de San Martín de Tours.

El Condado de Montgomery ha eliminado el requisito de usar mascarillas a partir del 22 de febrero para reuniones en interiores. Esta decisión se tomó debido a la caída en picado de los recuentos de casos y hospitalizaciones, así como a las altas tasas de vacunación. Se deja a la discreción de los ministros de la Sagrada Comunión si quieren usar mascarillas. Si bien no se requiere que nadie use una mascarilla, sé que muchas personas todavía las usarán. Debemos seguir siendo sensibles al nivel de comodidad de los demás en este momento. Continuaremos absteniéndonos de dar físicamente la señal de paz por el momento, así como de preservar los otros protocolos para la Misa durante la pandemia (es decir, no hay distribución de la preciosa Sangre y seguimos con la desinfección de manos). Si Dios quiere, dentro de unos meses terminarán todas las restricciones de la pandemia.


En Cristo,

Padre Dave

147 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo