MENSAJE DEL PÁRROCO - 6 DE MAYO DE 2022

Queridos Feligreses de San Martín,


El cuarto domingo de Pascua se conoce como domingo del Buen Pastor. El evangelio siempre está tomado de Juan 10, donde Jesús se declara a sí mismo como el Buen Pastor. Los animo a leer en oración todo Juan 10 este fin de semana para profundizar su propia gratitud por ser miembros del rebaño de Cristo. De manera especial oramos por las vocaciones al sacerdocio este domingo. Cada sacerdote participa en el carisma del Buen Pastor de cuidar y guiar al rebaño a la vida eterna.


Mi vocación al sacerdocio fue alimentada por mis padres, que fueron los primeros en educarme y evangelizarme en la fe. A los dieciséis años de edad, sentí los primeros indicios de un llamado al sacerdocio. Vi en la figura de mi tío, Monseñor Wells, un sacerdote que estaba dispuesto a dar su vida por sus ovejas, y a hacerlo con alegría. No creo que haya nada más inspirador y promotor de vocaciones que el amor sacrificial vivido con alegría. En ese momento, descubrí el don de la Misa diaria, una práctica que llevé a la universidad. Por esa misma época, mi devoción a María y a la Divina Misericordia cobró nueva vida. Sin la maternidad de María y el don de misericordia que recibí en la Confesión, mi vocación nunca se habría desarrollado. Durante mis años universitarios, la adoración Eucarística, otros ejemplos de sacerdotes alegres y retiros dos veces al año me ayudaron a escuchar continuamente la voz del Buen Pastor. Finalmente, con la ayuda de un director espiritual, pude responder al llamado del Señor para entrar en el seminario. Mirando hacia atrás en mi propio camino hacia el sacerdocio, veo cuán importante fueron para mí la familia, la oración, los sacerdotes ejemplares, una comunidad solidaria y los sacramentos para discernir el llamado del Señor. Cuando Jesús dice en el evangelio de este domingo: “Mis ovejas oyen mi voz”, utiliza todos estos medios para llamarnos: la familia, los amigos, la Iglesia, María y los encuentros sacramentales con su perdón y amor. Sé que incluso en este momento, más de un poco jóvenes en San Martín están pensando en el llamado del Buen Pastor en sus vidas. ¡Oren para que el Señor los fortalezca con todas las gracias necesarias para responder plenamente a su llamado!


Mayo es temporada sacramental. Durante las próximas dos semanas, más de cien de los jóvenes de nuestra parroquia recibirán los sacramentos de la Primera Comunión y la Confirmación, y algunos más serán bautizados. Oren para que a medida que estos jóvenes se vuelvan más plenamente vivos en Cristo, puedan recibir todo el apoyo y la gracia que necesitan para ser discípulos fieles de Cristo.


En el corazón del Buen Pastor,








P. Dave

104 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo