MENSAJE DEL PÁRROCO - 10 DE JUNE DE 2022

Queridos Feligreses de San Martín,


Este domingo celebramos la verdad más grande y sublime de nuestra fe, la Santísima Trinidad. Dios es uno en tres Personas. Somos bautizados en la Santísima Trinidad, “en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo”. Por el bautismo, nos convertimos en morada de la Santísima Trinidad. Nuestras almas se convierten en cierto modo en el cielo. Jesús dice: “el Reino de los cielos está dentro de vosotros” (Lc. 17:21). Por maravilloso, fascinante y hermoso que sea el mundo creado que nos rodea, no se compara con el alma de la persona bautizada. ¡En el núcleo mismo del alma de esa persona está Dios! A medida que entramos en estos meses de verano, algunos de nosotros nos iremos de vacaciones y veremos la belleza de la naturaleza. Esperemos que todos experimentemos algún grado de descanso durante estos meses. No olviden, sin embargo, que estos meses más tranquilos nos permiten entrar más profundamente en las profundidades de nuestra alma en la oración. Allí, en absoluto silencio y misterio lleno de asombro, habita la Santísima Trinidad.


El próximo domingo, 19 de junio, celebramos otra gran verdad de nuestra fe, el Corpus Christi. El cuerpo, la sangre, el alma y la divinidad de Jesús nos son dados en la Eucaristía para que podamos permanecer en Él y Él en nosotros. Los invito a unirse con nosotros para nuestra procesión del Corpus Christi a las 10:00 am el 19 de junio, comenzando desde la entrada principal de la Iglesia (la entrada más cercana a Rt. 355). Procesaremos a través de 355 hasta el Campo P. Meyer, donde cinco altares bellamente decorados nos permitirán pasar algunos momentos de oración ante nuestro Señor Eucarístico. Después de que concluya la procesión, se servirán refrigerios ligeros en el convento de las Hermanas. Para aquellos que asistan a la Misa en español de las 10:30am del 19 de junio, por favor estacionen en el Campo P. Meyer o en cualquier estacionamiento adyacente fuera de la Iglesia, pero por favor no estacionen en el estacionamiento principal, ya que estará lleno.


¡Un gran AGRADECIMIENTO a todos nuestros grupos parroquiales que fueron tan generosos al proporcionar alimentos, bebidas y postres para nuestro picnic parroquial el domingo de Pentecostés! La Misa fue hermosa y el picnic fue el evento parroquial más agradable al que he tenido el placer de asistir como sacerdote. La Misa y el picnic fueron un ejemplo de San Martín en nuestro mejor momento: fe, diversión y comida fabulosa.


Suyo en Cristo,








P. David

120 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo