MENSAJE DEL PÁRROCO - 9 DE SEPTIEMBRE DE 2022



Queridos Feligreses de San Martín,


El domingo después de Pascua se conoce como domingo de la Divina Misericordia. Sin embargo, las lecturas de este domingo hacen de esta una mini-celebración de la Divina Misericordia. San Pablo escribe convincentemente en la segunda lectura: “Puedes fiarte de lo que voy a decir y aceptarlo sin reservas: que Cristo Jesús vino a este mundo a salvar a los pecadores, de los cuales yo soy el primero. Pero Cristo Jesús me perdonó, para que fuera yo el primero en quien él manifestara toda su generosidad y sirviera yo de ejemplo a los que habrían de creer en él, para obtener la vida eterna.” San Pablo ha probado las infinitas riquezas de la misericordia de Dios, y él es un hombre cambiado. Se describe a sí mismo como una vez, “blasfemo, perseguidor y arrogante”. Eso es cierto para todos nosotros. A menos que realmente hayamos experimentado la misericordia de Dios en lo profundo de nuestro ser, viviremos vidas temerosas y orgullosas. Es un mundo de perros que comen perros, y la regla es la supervivencia del más apto. El “otro” es una amenaza para mí y para mi existencia. Sólo en Cristo descubrimos una nueva forma de ser, donde podemos entregar nuestro orgullo y amar verdaderamente a nuestro prójimo.


Una de las grandes gracias del sacerdocio es acompañar a las personas en la apertura de sus corazones para recibir la misericordia de Cristo. Al ser perdonados y hechos una nueva creación en Cristo, pueden entonces extender el perdón libremente a aquellos que los han ofendido (a menudo gravemente). Qué nueva vida recibimos cuando dejamos ir los resentimientos y ofrecemos misericordia sin provocación a aquellos en nuestras vidas. La rigidez, la dureza del corazón, la ira y el miedo ya no se interponen en el camino en nuestra relación con Dios o con los demás. Sé que esto es cierto: dondequiera que nos encontremos actualmente, el Señor quiere profundizar nuestra experiencia de su misericordia. Si ha pasado algún tiempo desde su última confesión sacramental, les invito a saborear de nuevo las profundidades de la misericordia de Dios que Él nos extiende en Cristo.


Esté atento este fin de semana a nuestro libro de historia parroquial de San Martín de Tours, escrito por la Sra. Carolyn Silvey. El libro es el fruto de las innumerables horas de Carolyn de búsqueda en los archivos para contar nuestra historia. ¡Compre una copia por $ 10 después de las misas de este fin de semana y el próximo!


Gracias por su capacidad de respuesta a la gran necesidad de la despensa en este momento. Hemos visto una participación consistentemente alta, y nuestras reservas de alimentos han disminuido en algunas áreas. También, siempre necesitamos más voluntarios, tanto los lunes por la mañana para la distribución como para la preparación durante toda la semana. Una palabra especial de agradecimiento a Chuck Smith por su experta e incansable coordinación de la despensa.


En Cristo,








P. David

91 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo